MATE 1.22
Noticias

Disponible MATE 1.22

1 minuto de lectura

Algo más de un año después del lanzamiento de la última versión del escritorio heredero de GNOME 2, sus desarrolladores acaban de anunciar MATE 1.22 con “muchas mejoras en los sistemas críticos”.

Lo cierto, sin embargo, es que MATE 1.22 se trata de un lanzamiento incremental, más que sorpresivo, a diferencia de sus versiones previas, en las que se dieron avances tales como la migración a GTK3 o el soporte de HiDPI.

De la lista de novedades que recogen en el anuncio oficial (en español) destacan mejoras de soporte de Wayland en el panel, más opciones en diversos applets y aplicaciones básicas del escritorio, soporte para temas de Metacity el gestor de ventanas Marco, mayor compatibilidad con los procesos de systemd…

Nada muy sorprendente, cabe repetir, pero tampoco MATE ha pretendido nunca ser un escritorio novedoso en sus formas, sino consistente con lo que hubiese sido una evolución del antaño venerable GNOME 2 para aquellos usuarios que se quedaron huérfanos cuando esté quedó descontinuado.

MATE 1.22 es, por lo tanto, un suma y sigue modesto en el que se pulen muchas cosas externa e internamente, del que sus usuarios podrán disfrutar en breve, aunque no parece que vaya a estar a tiempo para el lanzamiento de Ubuntu MATE 19.04 el próximo abril.

Valorar post

Entradas relaccionadas

Lenovo venderá portátiles ThinkPad con Fedora preinstalado

Linux en Español

Cloudgizer: un software que deberías conocer si eres desarrollador web

Linux en Español

Huawei está discutiendo la posibilidad de usar Aurora / Sailfish como una alternativa

Linux en Español

10 mitos de Internet que deberías dejar de creer

Linux en Español

GitHub marca un nuevo hito: 100 millones de repositorios

Linux en Español

Purism lanza su propia llave USB de seguridad: Librem Key

Linux en Español

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies